La huella del Demonio de la Estepa

Una nueva desaparición viene a alimentar la leyenda del Chudovishche, esa criatura entre humana y demoníaca que, según una reciente tradición, se oculta en los bosques y a la que las supersticiones locales atribuyen la muerte en extrañas circunstancias de al menos cuatro personas en los últimos cinco años. La presunta víctima de este ser es un joven llamado Andréi Gólubev, de veinte años de edad.

Los primeros indicios apuntan a que el muchacho se adentró solo en el bosque –no era vecino de la zona- y se acabó perdiendo. Según la versión oficial, fueron el frío y la falta de alimento las causas de un debilitamiento que, al cabo de las horas, lo dejaron a merced de los lobos. No obstante, el hecho de que su cadáver haya sido localizado dentro de los límites de Itanich -los dominios del Chudovische según las habladurías- convierte el suceso en carnaza para la superstición. Ya tenemos, por tanto, un nuevo episodio con el que fortalecer el mito de la Alimaña de los bosques. Mientras, las autoridades se ven incapaces de frenar el ritmo de tragedias con el que se empieza a asociar una región de Ucrania antaño tranquila y agradable.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario